Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La ruta 2020 para tu negocio o trabajo con la mejor estrategia

Tenemos, por un lado, el tema económico de subida y por otro necesitamos lugares de trabajo con mejores estándares de calidad de vida y menos estrés, opina Jorge Cuevas.
jue 02 enero 2020 12:00 PM
Profesionistas - corredores - correr - carrera profesional - maratón - directivos - directores - ejecutivos
De todas formas las predicciones nos hacen ver que el maratón 2020, en lo económico, no será una ruta rápida y veloz, en la que solo hay que soltar el cuerpo y dejarte llevar, considera Jorge Cuevas.

(Expansión) – Este nuevo año es tu maratón, ¿cómo te imaginas la ruta?, ¿será una subida?, ¿tendrá una cuesta muy empinada en enero y luego bajada?, ¿será fácil de correr?, ¿o traerá muchos retos?

La superficie, la humedad, la temperatura y la altimetría, son factores que hacen más o menos retador un Maratón y que te obligan a pensar en la mejor estrategia.

¿Te suena la metáfora?, en tu negocio o tu trabajo, también es clave que le eches un vistazo a la ruta 2020 para que la enfrentes con tu mejor estrategia.

Publicidad

Seguro estás analizando muchas de las variables y yo te quiero aportar una advertencia o una oportunidad, según quieras verlo, porque desde mi perspectiva la ruta del Maratón 2020, tiene una trampa porque hay dos tendencias que nos pueden engañar.

A veces así pasa, por ejemplo, el Maratón de la Ciudad de México 2019 cambió su ruta, en vez de salir del Zócalo y terminar en el Estadio Olímpico Universitario, fue completamente al revés. En la edición anterior, los últimos 8 kilómetros eran de subida, eran un auténtico infierno que a mí me tocó enfrentar en 2017.

Pero ahora, en la ruta 2019, los primeros 8 kilómetros eran de bajada, todo Insurgentes, y ahí estaba la trampa, porque el corredor podía emocionarse, darle con todo al arranque y quemarse, porque aunque la bajada no exige tanto esfuerzo, termina desgastado por los impactos y pagando las consecuencias más o menos después del kilómetro 30.

A muchos les pasó. Pero te preguntarás, ¿cuál es la trampa?

Mira, por un lado, tenemos pronósticos que nos dicen que la economía no estará de subida, la OCDE, nos dice que la predicción es que México crezca un 1.2 en 2020 y un 1.6 en 2021; obvio, igual que en las predicciones del clima, todo puede cambiar, hace muy poco se esperaba un delicioso clima en el Maratón de Monterrey, de 8 grados, ideal para correr, pero una noche antes el pronóstico cambió y los corredores tuvieron que enfrentar, no solo 42 kilómetros, sino también al sol.

Publicidad

De todas formas las predicciones nos hacen ver que el maratón 2020, en lo económico, no será una ruta rápida y veloz, en la que solo hay que soltar el cuerpo y dejarte llevar. Para que te vayas haciendo a la idea, será una carrera más lenta, más dura, una carrera que hay que atacar muy concentrados, con buena técnica, guardando energía, para no acalambrarnos antes del final. Pero si lo piensas como maratonista, no es un problema, las subidas nos hacen más fuertes.

Ahora, por otro lado, vemos el tema de la NOM-035, que además de regulaciones para que los empleados de una empresa tengan mayor salud física y mental, nos está diciendo que hay una tendencia mundial, que viene creciendo en los años más recientes y que no va a parar. Es una tendencia cada vez más intensa, con mucha inercia.

Esta tendencia nos dice que el mercado más importante en el futuro, no serán los clientes, sino el del talento; que es clave que una empresa sea atractiva y tenga condiciones en las que el talento quiera ir a trabajar ahí. Por supuesto una jungla de estrés, donde la gente no aspira a tener calidad de vida y solo se debe medio matar por dar un número, no tiene nada de atractivo.

OPINIÓN. KM8: Manejar la frustración, clave en tu carrera profesional

Entonces tenemos, por un lado, el tema económico de subida y por otro necesitamos lugares de trabajo con mejores estándares de calidad de vida y menos estrés. Aquí está la trampa, porque la respuesta más fácil sería, primero los números, ya habrá maratones de bajada para pensar en esas cosas de la calidad de vida. Ahí está la trampa.

Porque la lógica tradicional nos dice que como la cosa estará complicada hay que esforzarnos el doble para crecer. Y eso a mucha gente la lleva al engaño, de que para ser más productivos, hay que trabajar más ¿no?, más horas, más esclavizados, en una jungla de estrés.

Publicidad

Imagina a un líder muy a la antigua, que tiene la brillante-creativa-genial-disruptiva idea de decir que para salir adelante en 2020 debemos entrar a las 7:30 am en vez de a las 8:00 am y volver a trabajar los sábados, porque los tiempos así lo exigen, porque tenemos una subida que atacar. Esa es justamente la trampa, quizá hay que poner el doble de pasión o de creatividad o de compromiso, pero nunca trabajar el doble de horas.

KM7: 3 ejercicios para fortalecer tu empatía

Hago aquí la nota de que el hecho de que un colaborador se quede después de la hora no necesariamente habla de su compromiso, quizá habla de que los jefes están pensando más en el tiempo que una persona pasa en una silla, que en agregar valor.

Lo que hay que pensar es cómo integramos estas dos tendencias en nuestra estrategia, cómo hacemos que esta paradoja nos lleve a otro nivel, lo lograremos si en vez de preguntarnos cómo nos matamos para sobrevivir en la cuesta económica pensamos ¿cómo somos el doble de productivos sin sacrificar calidad de vida? o mejor aún ¿cómo revolucionamos nuestro modelo de negocio apalancados en un estilo de vida inspirador?

Porque a fin de cuentas la tendencia de mejorar la calidad de vida no es de unos años para acá, no es una moda, es un avance lento que lleva siglos, desde la época de la revolución industrial, poco a poco, quizá muy poco a poco, pero hemos avanzado en que la vida no sea trabajo y trabajo a costa de lo que sea.

OPINIÓN. KM6: Tres claves para entrenar a tu estratega interior

Antes se trabajaban 18 horas, hoy se trabajan teóricamente 8, pero tú y yo sabemos que son más y aunque nuestro país es líder en niveles de estrés, y algunos aspectos de salud como obesidad y diabetes, no somos los amos de la prosperidad.

Entonces estamos ante una gran oportunidad. Que en principio de cuentas implica romper la lógica cuadrada. Rompe la idea de “a más trabajo sordo, más rentabilidad”.

OPINIÓN. KM5: Sin feedback no hay paraíso

La mejor analogía que a mí me sirve para explicarme esto, de nuevo, es el maratón.

Después de acabar mi primer maratón quise mejorar mi rendimiento, ser más rápido, tenía muchas ganas, mi lógica fue: entrena más. Dupliqué la cantidad de horas, me sobrecargué de kilómetros porque por voluntad no quedaría, pero mis siguientes maratones no solo fueron peores, sino que además me fatigué y me lesioné.

Hasta que fui con un entrenador profesional entendí que mi estrategia estaba equivocada, porque mejorar el rendimiento no se trataba de entrenar más, sino mejor. Hablo de entrenar más específico, o sea, velocidad con series en una pista en donde me puedo concentrar en mejorar mi técnica; resistencia con distancias, aprendiendo a manejar mi respiración; y entrenando la fuerza de forma específica, subiendo cerros.

OPINIÓN. KM4: Cómo mantenerte inspirado OPINIÓN. KM4: Cómo mantenerte inspirado

Todos los entrenamientos con mucha más intensidad, con más calidad, pero aumentando considerablemente los tiempos de descanso y teniendo más espacios de recuperación y descanso. No solo dormir más, también se descansa entrenando o nadando, por ejemplo.

El descanso y la recuperación hacen que los músculos asimilen el entrenamiento. Porque entrenar de aquella forma no era sostenible, como no es sostenible ser una persona creativa, equilibrada y productiva en un ambiente estresante. Lo que genera eso son robots que durante horas trabajan al 20% de su capacidad.

Cuando cambié mi método de entrenamiento intenté llevar el concepto a mi vida profesional, me dije: ¿qué pasa si en lugar de 8 o de 12 horas al día, trabajo 6? pero con mucha más intensidad, que sean horas de calidad. ¿Qué pasa si le dedico más tiempo a leer, estudiar, aprender otras disciplinas?

OPINIÓN. KM3: Cómo entrenar para una presentación vital

Seguramente me voy a enriquecer, podré ser más productivo y más creativo en esas 6 horas porque las trabajo de a de veras. Evidentemente me gustaría que fueran 4, pero todavía no lo logro, en eso estoy.

De esta experiencia, y de los retos que tenemos a la vuelta de la esquina, se generan las preguntas que te quiero hacer para tu maratón profesional 2020:

¿Cómo le puedes hacer para no caer en la trampa?, ¿qué necesitas para no ver las subidas con miedo sino prepararte para atacarlas?, ¿cómo puedes ser más intenso y más productivo, duplicando tu calidad de vida?

OPINIÓN. KM2: No por mucho trabajar se llega más lejos

Para lograrlo, ¿qué decisiones necesitas tomar hoy?

Con sol o lloviendo, de subida o bajada, deseo que disfrutes mucho el inicio de tu maratón 2020.

Nos vemos en el próximo kilómetro.

OPINIÓN. KM1: Piensa que tu carrera profesional es una competencia de atletismo

Nota del editor: Jorge Cuevas es corredor de fondo en la vida personal y profesional. En 20 años de carrera le han publicado 11 libros, entre ellos “MARATÓN” (corredor o no el enemigo está en tu cabeza). Se dedica a desarrollar ejecutivos y emprendedores con juegos innovadores que él y su equipo desarrollan. Es un corredor amateur-amateur que ha hecho ya 10 Maratones en diferentes lugares del mundo. Síguelo en sus cuentas de Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad