Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las virtudes de la amistad entre un niño y una niña

Nuestra cultura refuerza los rasgos de personalidad y las preferencias que se ciñen a los estereotipos de género y atenúa los que van en contra de las expectativas.
vie 01 febrero 2019 01:30 PM
Niños
Los niños a menudo tienen miedo de reconocer sus sentimientos por las niñas debido al estereotipo de que los hombres son primordialmente sexuales.

(CNN) - A menudo etiquetamos a los niños como radicales y a sus padres como rígidos. Es una narrativa pulcra, que habla de nuestra esperanza en la próxima generación y su capacidad para ver más allá de nuestros puntos ciegos y prejuicios. Desafortunadamente no siempre es cierto.

Los niños tienen una vena conservadora a menudo pasada por alto, una que es más fácilmente identificable en sus actitudes hacia el género. Incluso cuando más adultos han llegado a aceptar la idea de que el género es un espectro, los niños continúan dibujando una marcada línea entre "niño" y "niña" y controlan estas categorías con gran celo. "Los niños no pueden ser amigos de las niñas, y los niños no pueden saltar la cuerda", le explicó un amiguito a mi hijo recientemente durante el recreo.

Una vida sin saltar la cuerda no tiene consecuencias, pero una vida sin amigas niñas sí.

Lee: De los 4 'estilos de alimentación', solo uno es bueno para los niños: expertos

La amistad niña-niño importa. Les da a los niños la oportunidad de explorarse a sí mismos fuera de los constrictivos guiones de género e, idealmente, cuestionan los estereotipos. Una niña que juega con un niño puede sentirse libre para ser competitiva, un rasgo normalmente asociado con los niños. Un niño que juega con una niña puede sentirse libre para ser platicador y emocional, rasgos normalmente asociados con las niñas. Un niño o una niña que cuestiona su propia sexualidad o género puede sentirse más liberado para explorar partes de sí mismo que nuestra cultura los obliga a enterrar.

Estas amistades también les permiten a los niños prepararse para la edad adulta, durante la cual muchos de nosotros trabajaremos junto a otro género, y estableceremos relaciones románticas. En general, la capacidad de ver a la mitad de la humanidad en toda su complejidad es un activo vital importante, en el ámbito profesional y personal.

Publicidad

Los niños, adoctrinados en la visión de un mundo ‘rosa contra azul’, pueden tener dificultades para ver todo esto. Pero los padres podemos ayudar.

Lee: Limitar el tiempo de pantalla de los niños repercute en una mejor cognición

Los niños son más que su género

Muchos adultos y menores se resisten al juego entre niña y niño porque creen que los niños están programados para jugar como niños y las niñas están programadas para jugar como las niñas. Como ocurre con todas las cuestiones relacionadas con el sexo y el género, la investigación sobre esto es extensa y controvertida. Sin embargo, existe un creciente consenso de que si bien hay un puñado de rasgos que son más comunes en los niños y otros que son más comunes en las niñas, pocos individuos son pura y estrictamente "niño" o "niña".

Es decir, es posible que a más niños les pueda gustar el juego rudo, y a más niñas les pueda gustar compartir sus sentimientos, y esto podría ser el resultado de la naturaleza y la crianza; sin embargo, solo porque las niñas, en promedio, son menos proclives que los niños a participar en juegos bruscos, no significa que las niñas se sientan menos inclinadas al juego brusco que sus compañeros niños.

"Las diferencias [descubiertas por los investigadores de género] son generalizaciones. Pero sobre una base individual hay una tremenda cantidad de cosas en común [entre niñas y niños]", dijo David Walsh, psicólogo y autor.

Lee: ¿Qué hacer cuando te enteras de que tu hijo 'vapea'?

Nuestra cultura refuerza los rasgos de personalidad y las preferencias que se ciñen a los estereotipos de género y atenúa los que van en contra de las expectativas. Un niño podría estar más interesado en los ninjas que en las muñecas, y este interés podría ser el resultado de la naturaleza. No obstante le siguen interesando las muñecas, algo que también podría ser el resultado de la naturaleza. Pero el mundo a su alrededor solo alentará su lado ninja.

Nuestra cultura también refuerza la idea de que cuando un niño y una niña juegan juntos, debe ser amor. No es raro ver a los padres bromear con “el novio” o “la novia” de sus hijos en edad preescolar y en primaria cuando tienen un amiguito del género opuesto. “¡Oliver tiene una noviecita!”, dicen… como si solo pudiera ser un romance, y no el sentido del humor y la colección de muñecas de la amiga de Oliver, lo que lo atrae.

Las amistades entre niñas y niños pueden ayudar a deshacer algunas de estas restricciones de género socializadas. Cuando los padres y los maestros aprueban estas relaciones envían a sus hijos el mensaje de que no solo está bien jugar con el otro género, sino que también está bien jugar como ellos. Los niños aprenden rápido.

Lee: ¿Qué hay detrás de la popularidad de 'Baby Shark'? Aquí una explicación

"Cuando los niños y las niñas juegan juntos, muchas de esas diferencias comienzan a desaparecer", dijo Walsh.

Niños y gadgets
Muchos adultos y menores se resisten al juego entre niña y niño porque creen que los niños están programados para jugar como niños y las niñas están programadas para jugar como las niñas

Los beneficios a largo plazo

Esta no es solo una cuestión de autorrealización para los infantes o el descubrimiento de su verdadero ser. Hablando en términos prácticos hay muchas ventajas en la amistad niño y niña que las ayudarán conforme crezcan.

La investigación muestra que los niños y las niñas tienden a manejar los desacuerdos de diferentes maneras. Las niñas a menudo prefieren hablarlo, mientras que los niños suelen centrarse más en las reglas, explicó Rachel Simmons, autora del libro Enough as She Is y cofundadora de la organización sin fines de lucro Girls Leadership.

Lee: Así es la ciudad de Japón donde pagan por tener hijos

"Quieres que las niñas y los niños estén expuestos a diferentes formas de resolución de conflictos, y que las tomen en serio desde una edad temprana. Quiero que mi hija se sienta cómoda con ambas y que tenga la facilidad de moverse libremente entre las dos. Esto la ayudará social y profesionalmente [en el futuro"), dijo Simmons..

Otra ventaja de las amistades entre niñas y niños es la manera en que da a los varones la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos. Esta práctica de expresarse les ayudará a buscar relaciones profesionales y románticas más adelante en la vida, ya sea con niñas o con niños.

"Si los niños pueden mantener relaciones cercanas con las niñas y amistades con ellas [cuando son pequeños], entonces llegan a las relaciones románticas mucho mejor preparados para la intimidad, en lugar de solo la gratificación sexual", apuntó Michael C. Reichert, psicólogo y autor del libro, How to Raise a Boy.

Lee: Es tiempo de hablar con tus hijos sobre dinero y crédito

Reichert explica que los niños a menudo tienen miedo de reconocer sus sentimientos por las niñas debido al estereotipo de que los hombres son primordialmente sexuales. Pero este estereotipo es incorrecto, y la investigación y la experiencia personal han demostrado a Reichert que los niños también anhelan una conexión emocional, solo que no siempre saben cómo lograrla.

Niños
La práctica de expresarse les ayudará a los varones a buscar relaciones profesionales y románticas más adelante en la vida, ya sea con niñas o con niños.

Cómo alentarlos

Mientras los niños sigan viendo estereotipos de género en la televisión y en la industria de los juguetes, será difícil para ellos dar el salto de imaginación necesario para iniciar una amistad con el género opuesto. Aquí es donde entran los padres.

Las mamás y los papás pueden ayudar a los infantes a resistir los estereotipos que encorsetan a los niños y a las niñas ofreciéndoles a sus hijos una amplia variedad de opciones de juego, tanto en juguetes como en amigos; sin embargo, tales mensajes que desafían la cultura deben enviarse con suavidad y sutileza, dijo Reichert.

Lee: Una cuenta para niños que respeta su independencia financiera

Si parece que los padres presionan o pontifican, los niños pueden sentirse obligados a hacer algo con lo que no se sienten cómodos. Los padres pueden ayudar a sus hijos a desafiar las normas de género, pero deben hacerlo de una manera que sea sensible al papel muy real, a veces aterrador, que estas normas desempeñan en la vida de un niño. Ser la niña o el niño que rechaza el pensamiento grupal requiere algo de coraje, y no todos los niños están a la altura de la tarea.

Por ejemplo, cuando mi hijo me contó que su amigo se burló de él porque no está bien que los niños salten la cuerda y jueguen con las niñas, pensé que hacía lo correcto al afirmar rápidamente que nuestra familia no cree en esas cosas. Cuando este tema vuelva a surgir evitaré hacer proclamas y le daré suficiente espacio para que me diga cómo se siente al respecto.

"Es realmente una cuestión de establecer un diálogo para que tu hijo sienta que lo importante es su corazón, y no un argumento en particular", dijo Reichert.

Lee: El 93% de niños en el mundo respira aire tóxico

Los padres pueden sugerir, para las citas de juegos y las fiestas de cumpleaños, a los compañeros de escuela de todos los géneros. Pero si esa sugerencia no es aceptada hay otras formas de fomentar el juego entre géneros.

Simmons dice que la mayoría de los amigos varones de su hija son a su vez hijos de amigos, a quienes ven como familia los fines de semana. Los primos y los vecinos también brindan buenas oportunidades para que sus hijos establezcan conexiones con otro género sin temor a ser juzgados.

En última instancia, que nuestros hijos tengan o no amistades niño-niña no depende de nosotros, depende de ellos. Pero los padres deben recordar que la vida social de sus hijos no se configura en el vacío.

Las amistades de la infancia están basadas en los códigos de colores, las conversaciones en el recreo, los bolos de dulces específicos para cada género y los millones de otros mensajes que reciben los niños que les transmiten que ser de un género diferente a alguien significa que no tienen absolutamente nada en común. Cuando fomentamos las amistades entre niñas y niños también les hacemos saber a nuestros hijos que no creemos que el mundo se divida así y que tampoco ellos tienen que creerlo.

niño
Los padres pueden ayudar a los niños a resistir los estereotipos que encorsetan a los niños y a las niñas ofreciéndoles a sus hijos una amplia variedad de opciones de juego.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad