Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Las personas delgadas tienen un metabolismo más rápido?

De acuerdo con especialistas, una persona más grande quema más calorías porque su masa es mayor.
Peso -dieta-delgadez
Es posible tener "obesidad en peso normal", término que se usa para referirse a una persona que parece delgada, pero que no es muy activa y por lo tanto tiene muy poca masa muscular.

(CNN) - Podría parecer ilógico, pero las personas esbeltas no tienen metabolismos más rápidos que las personas que pesan más; de hecho, entre más grande sea tu cuerpo, más calorías quemas. El metabolismo basal (en reposo) se refiere a la cantidad de calorías que todas las células del cuerpo necesitan para seguir vivas y funcionando.

"Tu ritmo metabólico en reposo suele definirse como la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita mientras está en reposo. Esto incluye funciones básicas como el sostén de tus órganos vitales, los músculos y el tejido adiposo, y la energía que se necesita para descomponer los alimentos que comemos", explicó Martin Binks, director de la Iniciativa de Nutrición y Salud Metabólica de la Universidad Tecnológica de Texas.

"Tu requerimiento total de calorías incluye eso más lo que necesitas para moverte por ahí. Por lo tanto, una persona más grande quema más calorías porque su masa es mayor", agregó.

Lee: Hacer ejercicio: que la intención se vuelva acción

Melissa Majumdar, dietista, entrenadora personal y jefa de dietistas bariatras del Centro Brigham and Women's para la Cirugía Metabólica y Bariátrica, lo explica de la siguiente forma: "Si pusiéramos a dos personas de pesos diferentes quietas sobre una cama, la persona de mayor peso quemará más".

Esta realidad biológica explica por qué una vez que bajas una cantidad inicial de kilos, digamos cinco o diez, es más difícil seguir bajando de peso. Como tu peso disminuyó, quemas menos calorías, así que disminuye la cantidad de energía que necesitas. Eso significa que tienes que consumir menos y menos calorías para seguir bajando de peso.

Publicidad

Todo esto se relaciona con lo que se conoce como metabolismo basal o en reposo, que está directamente relacionado con nuestro peso; sin embargo, también hay otros factores como la composición corporal, es decir, la cantidad de músculo y de masa adiposa.

Lee: ¿Vas por un triatlón?... Aquí algunos consejos

Aunque la cantidad exacta de calorías que quema el músculo respecto a la grasa varía considerablemente de persona a persona, la grasa no es muy activa metabólicamente, lo que significa que se necesitan muy pocas calorías para mantener con vida al tejido adiposo. Específicamente son necesarias entre una y dos calorías al día por cada medio kilo, a diferencia del músculo, que se cree que quema entre cinco y trece calorías al día por cada medio kilo, de acuerdo con Binks.

Dieta
Cuando bajas de peso quemas menos calorías, así que disminuye la cantidad de energía que necesitas. Eso significa que tienes que consumir menos calorías para seguir bajando de peso.

La composición corporal

Una persona con un peso dado y una mayor masa magra (que incluye los tejidos conectivos, los músculos y los huesos) quema más calorías que una persona con una masa magra menor. Piensa en un atleta y en un no atleta con un peso similar: el que tiene un cuerpo más musculoso cuenta un metabolismo más acelerado.

De igual manera, una persona musculosa y delgada que pese 54 kilos podría tener una cantidad saludable de masa magra y un metabolismo relativamente "rápido"; sin embargo, otra persona de 54 kilos podría tener mucha menos masa magra y más grasa, así que su metabolismo será más "lento".

Lee: ¿Puedes mejorar tu salud mental con lo que comes? Un estudio indica que sí

De hecho, Majumdar explicó que es posible tener "obesidad en peso normal", término que se usa para referirse a una persona que parece delgada, pero que no es muy activa y por lo tanto tiene muy poca masa muscular. "Sabemos que la apariencia de una persona no cuenta la historia completa y que hasta para una persona naturalmente delgada, la nutrición y el ejercicio son importantes para prevenir las enfermedades crónicas", añadió.

Dieta
Una persona musculosa y delgada que pese 54 kilos podría tener una cantidad saludable de masa magra y un metabolismo relativamente "rápido".

La actividad física

Nuestras necesidades metabólicas basales, que se basan en nuestro peso, nuestra composición corporal y otros factores, son solo una de las variables involucradas en la determinación de la cantidad de calorías que quemamos.

Otro factor importante para determinar el total de calorías que quemamos es nuestra cantidad de actividad física. No es metabolismo en sí, pero es importante porque puede variar considerablemente, dependiendo de qué tan activos somos; además, determina cuántas calorías necesitamos cada día para mantener nuestro peso. Además de la composición corporal, es uno de los factores que podemos cambiar si queremos bajar de peso.

Lee: Qué hacer cuando tu hijo adolescente no duerme lo suficiente

"Aunque no tengamos control sobre los factores genéticos que influyen en el metabolismo, la actividad física, tanto a través del ejercicio como a través de los movimientos del día a día, puede componer entre el 15 y el 30% de las necesidades metabólicas", explicó Majumdar.

Ejercicio - mujer en ejercicio - propósito ejercicio
La actividad física puede componer entre el 15 y el 30% de las necesidades metabólicas.

Un dato interesante

¿No te gusta ir al gimnasio a tomar una clase de bicicleta de alto impacto? No tienes que hacerlo, siempre y cuando no estés sentado por periodos prolongados.

La termogénesis por actividad sin ejercicio ( NEAT, por sus siglas en inglés) es la energía que se consume en todas nuestras actividades que no son dormir, comer o hacer ejercicios, e incluye caminar y movimientos espontáneos.

Lee: ¿El chocolate causa acné? La respuesta es complicada

"La NEAT podría tener un efecto considerable en la gestión del peso y variar hasta en 2,000 calorías al día en ciertos casos", explicó Majumdar. En otras palabras, hasta los movimientos más pequeños que hacemos a lo largo del día pueden aportar al total de calorías que se queman.

Los genes cuentan

Lo interesante es que nuestra composición genética puede ser más relevante de lo que pensamos en la determinación de nuestro peso. En un estudio reciente se descubrió que las personas delgadas sanas generalmente son delgadas porque, fortuitamente, tienen menos de las variantes genéticas que se sabe que incrementan nuestras probabilidades de tener sobrepeso.

"En estas personas no hay una diferencia evidente en el ritmo metabólico, pero es probable que su composición genética sea tal que pueden comer menos o metabolizan las cosas de forma diferente. Los genes están a su favor", dijo Steven Heymsfield, profesor del laboratorio de metabolismo y composición corporal del Centro de Investigaciones Biomédicas Pennington, quien no estuvo involucrado en el estudio.

Para la mayoría de los adultos
Las personas delgadas sanas generalmente lo son porque tienen menos de las variantes genéticas que se sabe que incrementan nuestras probabilidades de tener sobrepeso.

Lee: Los alimentos ultraprocesados te están matando rápidamente

Conclusiones

Si sientes que tus genes no están a tu favor, la buena noticia es que hay cosas que puedes hacer para mejorar tu metabolismo y quemar más calorías. Empieza por desarrollar y mantener la masa magra, que tiende a reducirse con la edad. Esto puede lograrse con ejercicios de resistencia como levantamiento de pesas, de acuerdo con Binks.

No dejes de moverte, aunque eso signifique levantarte de la silla cada media hora y hacer estiramientos de yoga o dar un paseo por la oficina.

Todo cuenta, ¡y eso es genial!

Lisa Drayer es nutrióloga, escritora y colaboradora de CNN en temas de salud y nutrición.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad