Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿No entiendes los cargos del juicio político contra Trump? Te los explicamos

El martes, los demócratas presentaron los artículos del juicio político contra el presidente, que serán votados con la Comisión de Justicia este jueves.
jue 12 diciembre 2019 05:24 AM
Dos cargos
El presidente Trump dice que en un futuro estará viajando a China para continuar las negociaciones comerciales.

Zachary B. Wolf y Curt Merrill

Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos revelaron las dos causales de destitución que prepararon para seguirle juicio político al presidente Donald Trump tras dos meses y medio de investigaciones sobre su campaña de presión para lograr que Ucrania investigara a su rival político en 2020, Joe Biden, y a las teorías conspiratorias sobre la interferencia extranjera en las elecciones presidenciales de 2016.

Publicidad

La presentación del martes prepara el escenario para un dramático voto de destitución en el piso de la Cámara la próxima semana, después de que el Comité Judicial de la Cámara debata y apruebe los artículos que comienzan el jueves.

A continuación, presentamos los artículos de la acusación contra Trump explicados.

RESOLUCIÓN

Proceso de destitución contra Donald John Trump, presidente de Estados Unidos, por delitos y faltas graves.

SE RESUELVE que Donald J. Trump, presidente de Estados Unidos, queda sometido a proceso de destitución por delitos y faltas graves y que los siguientes bases para la destitución se exhibirán ante el Senado de Estados Unidos:

Esto está escrito en lenguaje legislativo, así que prepárense para la jerga jurídica. Los legisladores que emitirán su voto sobre estas bases estarán de acuerdo en seguirle el proceso de destitución a Donald Trump y a remitir el caso al Senado para que se juzgue.

Bases para el proceso de destitución que la Cámara de Representantes de Estados Unidos de América exhibe en su nombre y en nombre del pueblo de los Estados Unidos de América, en contra de Donald J. Trump, presidente de Estados Unidos de América, para fundar y motivar el proceso de destitución en su contra por delitos y faltas graves.

Los legisladores demócratas que redactaron estas bases argumentan que hablan en nombre de todos los estadounidenses y no solo en nombre de los miembros de la cámara. Esto es importante porque pese a que el Congreso es la unidad del gobierno más cercana al pueblo, los defensores de Trump han argumentado que el proceso de destitución revocaría la voluntad del pueblo, manifiesta en las elecciones presidenciales de 2016.

 

ARTÍCULO I. ABUSO DE PODER

Esta es la primera base para el proceso de destitución. Cada uno de los artículos se someterá a votación.

La Constitución prevé que la Cámara de Representantes "tendrá la facultad exclusiva de seguir procesos de destitución" y que el presidente "será separado de su cargo si se lo acusa y se lo condena por traición, cohecho u otros delitos y faltas graves". En su proceder en el cargo de presidente de Estados Unidos, y en violación de su juramento constitucional de ejecutar fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y de preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos en la medida de sus posibilidades, y en violación de su deber constitucional de cuidar que las leyes se ejecuten fielmente, […]

El juramento presidencial, según el Artículo II, Sección 1 de la Constitución de Estados Unidos , dice así: "Juro (o protesto) solemnemente que desempeñaré legalmente el cargo de Presidente de los Estados Unidos y que sostendré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos, empleando en ello el máximo de mis facultades". En el Artículo II, Sección 4, está la parte que habla de que la Cámara de Representantes puede seguirle proceso de destitución al presidente y que el Senado puede destituirlo.

Donald J. Trump ha abusado de los poderes de la presidencia en tanto que: […]

 

Es importante que los demócratas demuestren este punto. No puede ser una diferencia política o reglamentaria la que los lleve a dar este paso tan drástico. Tienen que demostrar que Trump traicionó la confianza del pueblo estadounidense.

Al usar los poderes de su cargo, el presidente Trump solicitó la interferencia de un gobierno extranjero, Ucrania, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2020.

Los hechos que sustentan esta acusación están por encima de toda discusión. Le pidió al presidente de Ucrania, en una llamada telefónica , que le hiciera el favor de investigar a los Biden. Los demócratas afirman que tienen que maniobrar rápido y de inmediato porque esto tiene que ver con las próximas elecciones de 2020. Está tratando de menoscabar el proceso democrático en tiempo real.

Lo hizo a través de una estratagema o un curso de conducta que incluye solicitarle al gobierno de Ucrania que anunciara públicamente investigaciones que beneficiarían su reelección, menoscabarían las posibilidades electorales de un oponente político e influirían en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos a su favor.

En las audiencias ante la Comisión de Inteligencia, varios diplomáticos de carrera rindieron declaraciones que respaldan esta idea, que fue uno de los ejes de la denuncia del informante que provocó que se abriera esta investigación. Trump niega la acusación, aunque su jefe interino de despacho prácticamente lo reconoció . Además, lograr que se abrieran las investigaciones era uno de los objetivos claros del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani. Puedes leer más sobre su intervención aquí .

 

Trump buscó la ayuda de Ucrania en dos investigaciones . Primero, le pidió al presidende Ucrania, Volodímir Zelenski, que investigara una teoría conspiratoria desacreditada sobre que fue Ucrania, no Rusia, el que interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 con el hackeo al Comité Nacional Demócrata. Segundo, Trump quería que investigaran la situación de Hunter, el hijo de Joe Biden, en el consejo de administración de Burisma, una empresa ucraniana de gas natural. No se ha acusado a ninguno de los Biden de haber obrado mal.

El presidente Trump también pretendió presionar al gobierno de Ucrania para que tomara estas medidas al condicionar actos oficiales del gobierno de Estados Unidos de valor considerable para Ucrania a que anunciara públicamente las investigaciones.

Los actos en cuestión son una reunión en la Casa Blanca, que Zelenski — quien resultó electo en abril — ansiaba para establecer su legitimidad, y lo más importante, 391 millones de dólares en ayuda de seguridad que el Congreso aprobó, en gran medida para las fuerzas armadas ucranianas que libran una guerra contra los separatistas respaldados por Rusia.

El presidente Trump participó de esta estratagema o curso de conducta con fines corruptos, en busca de beneficio político personal.

La idea aquí es que si los ucranianos investigaban el acuerdo que el hijo de Joe Biden tenía con Burisma, menoscabaría la credibilidad del ex vicepresidente de Estados Unidos justo en el momento en el que se preparaba para competir con Trump por la presidencia.

Al hacerlo, el presidente Trump usó los poderes de la presidencia de forma tal que comprometió la seguridad nacional de Estados Unidos y socavó la integridad del proceso democrático de Estados Unidos. Por lo tanto, ignoró y menoscabó los intereses de la nación.

Distanciar a Estados Unidos de Ucrania e interponerse en la entrega de la ayuda que necesitaba para librar su guerra con Rusia ciertamente envalentonó a este último, cosa que podría argumentarse que comprometió la seguridad nacional de Estados Unidos.

Fiona Hill, quien fungió hasta mediados de este año como máxima experta en Rusia de la Casa Blanca, declaró en las investigaciones del proceso de destitución que la idea de que Ucrania había interferido en las elecciones de Estados Unidos "es una narrativa ficticia que los mismos servicios de seguridad rusos han perpetrado y difundido" . Además, se podría decir que invitar a un poder extranjero a socavar la credibilidad de un candidato de las elecciones de 2020 menoscaba la integridad del proceso democrático.

El presidente Trump participó de esta estratagema o curso de conducta a través de los medios siguientes:

1) El presidente Trump, actuando tanto directamente como a través de sus agentes, dentro y fuera del gobierno de Estados Unidos, solicitó corruptamente al gobierno de Ucrania que anunciara públicamente investigaciones sobre […]

Trump actuó directamente en la llamada a Zelenski cuando le pidió el "favor" de que anunciara las investigaciones. Actuó a través de sus agentes en el gobierno estadounidense cuando presionó al embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, a que trabajara con Giuliani en las investigaciones y cuando presionó para que se congelara la ayuda. Trabajó a través de agentes ajenos al gobierno de Estados Unidos con Giuliani, quien esencialmente conducía una política exterior paralela .

A) un oponente político, el ex vicepresidente Joseph R. Biden, Jr.; y

B) una teoría desacreditada que Rusia promovió para afirmar que fue Ucrania, no Rusia, la que interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Los servicios de inteligencia estadounidenses les informaron a los senadores federales que Rusia está promoviendo la noción falsa de que fue Ucrania, no Rusia, la que interfirió en 2016.

2) Con los mismos motivos corruptos, el presidente Trump —actuando tanto directamente como a través de sus agentes, dentro y fuera del gobierno de Estados Unidos, condicionó dos actos oficiales a que se hicieran los anuncios públicos que había solicitado:

A) la entrega de 391 millones de recursos de los contribuyentes de Estados Unidos que el Congreso asignó por acuerdo de ambos partidos para propósitos de proveer asistencia militar y de seguridad vital para que Ucrania se opusiera a la agresión rusa y que el presidente Trump ordenó suspender; y […]

Funcionarios de carrera del Departamento de Estado y del Pentágono declararon que estaban en el entendido de que Trump estaba detrás del congelamiento de la ayuda. Su representante político congeló formalmente la ayuda el día de la llamada de Trump a Zelenski (25 de julio), aunque en el gobierno federal se sabía que la ayuda se congeló semanas antes. Mick Mulvaney, jefe interino de despacho de la presidencia, reconoció que Trump retuvo la ayuda, misma que se liberó en septiembre, una vez que Trump y la Casa Blanca se enteraron de la denuncia que el informante interpuso en su contra.

B) una reunión de jefes de Estado en la Casa Blanca, misma que el presidente de Ucrania quería para demostrar el apoyo sostenido de Estados Unidos al gobierno de Ucrania de cara a la agresión rusa.

A final de cuentas, Trump se reunió con Zelenski en el marco de la Asamblea General de la ONU en septiembre. Ambos negaron que Trump hubiera presionado a Zelenski en la llamada del 25 de julio, aunque los reportes indican que Zelenski se sentía presionado desde antes de la llamada. Todavía no se da una reunión de Zelenski con Trump en la Casa Blanca.

3) Al enfrentar la revelación pública de sus actos, el presidente Trump terminó por liberar la asistencia militar y de seguridad al gobierno de Ucrania, pero ha persistido en urgir, abierta y corruptamente, y en solicitarle a Ucrania que emprenda investigaciones para su beneficio político personal.

La ayuda se liberó cuando Trump se enteró de la denuncia del informante y después de que los abogados de la Casa Blanca le aconsejaran al director interino de Inteligencia Nacional que no le informara al Congreso de la denuncia, como lo marca la ley. Entonces, pese a que la ayuda se liberó, se liberó una vez que Trump se enteró de que lo estaban acusando de retenerla por razones políticas. Es más, no hubo ningún otro cambio en la conducta de Ucrania que explicara por qué se liberó la ayuda en septiembre y no antes. Luego de que se liberara, el Congreso tuvo que aprobar una ley especial para entregar los recursos porque el ejercicio fiscal estaba terminando.

Estos actos concuerdan con las invitaciones previas del presidente Trump a la interferencia extranjera en las elecciones de Estados Unidos.

Cuando estalló el escándalo sobre Ucrania, Trump les pidió públicamente a Ucrania y a China que investigaran a los Biden.

Con todo esto, el presidente Trump abusó de los poderes de la presidencia al ignorar y menoscabar la seguridad nacional y otros intereses nacionales vitales para obtener un beneficio político personal impropio. También traicionó a la nación al abusar de su alta investidura para reclutar a un poder extranjero para que corrompiera las elecciones democráticas.

Así, con dicha conducta, el presidente Trump ha demostrado que seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional y la Constitución si se le permite seguir en el cargo, y ha actuado en una manera terriblemente incompatible con el autodominio y el imperio de la ley. Así, el presidente Trump justifica su acusación y su enjuiciamiento, su destitución del cargo y su inhabilitación para ocupar cualquier cargo de honor, confianza o lucro en el gobierno de Estados Unidos.

Parte del desafío al que se enfrentan los demócratas que están a favor de la destitución es justificarla ahora que el país se acerca a las elecciones de 2020, cuando los electores podrían quitar a Trump de la presidencia. Su argumento es que si se queda en el cargo, pondrá en peligro las elecciones mismas. Si la Cámara de Representantes lo acusa formalmente y el Senado vota a favor de destituirlo del cargo —cosa nada probable—, estará inhabilitado para ocupar un cargo público federal.

El Senado de EU, la salvación de Trump ante el posible proceso de destitución

ARTÍCULO II: OBSTRUCCIÓN AL CONGRESO

Esta es la segunda base para la destitución.

La Constitución dispone que la Cámara de Representantes "tendrá la facultad exclusiva de seguir procesos de destitución" y que el presidente "será separado de su puesto al ser acusado y declarado culpable de traición, cohecho u otros delitos y faltas graves".

Se tomaron en consideración muchas bases posibles para la destitución, entre ellas cohecho (al prometer recursos de los contribuyentes estadounidenses a cambio del "favor" de Zelenski), obstrucción a la impartición de justicia en relación con la investigación sobre Rusia del fiscal especial, Robert Mueller, y más. Los demócratas optaron por limitar estos esfuerzos al escándalo de Ucrania, que ha sido el tema principal de la investigación desde septiembre.

En su proceder en el cargo de presidente de Estados Unidos, y en violación de su juramento constitucional de ejecutar fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y de preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos en la medida de sus posibilidades, y en violación de su deber constitucional de cuidar que las leyes se ejecuten fielmente, Donald J. Trump ordenó la desobediencia sin precedentes, categórica e indiscriminada de las órdenes emitidas por la Cámara de Representantes en el ejercicio de "su facultad exclusiva de seguir procesos de destitución".

La Casa Blanca ha ignorado las órdenes de presentación de documentos y testimonios dirigidas a las dependencias del poder ejecutivo, entre ellas el Pentágono, el Departamento de Estado y la Dirección de Administración y Presupuesto. Los funcionarios del gabinete de Trump y sus principales colaboradores en la Casa Blanca también ignoraron las órdenes. Trump dijo que puede hacer lo que quiera según el Artículo II de la Constitución. Esa obstrucción es obvia, pero los demócratas —que tienen la mira puesta en el calendario electoral— optaron por no enzarzarse en batallas judiciales prolongadas para forzar el cumplimiento de las órdenes. Esa decisión complica esta base hasta cierto grado.

El presidente Trump ha abusado de los poderes de la presidencia de una forma que ofende y subvierte la Constitución, en tanto que:

La Cámara de Representantes emprendió una investigación en el proceso de destitución, centrada en las solicitudes corruptas del presidente Trump al gobierno de Ucrania de interferir en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Como parte de esta investigación, las comisiones que llevan a cabo la investigación emitieron órdenes de presentación de documentos y testimonios que se consideraban vitales para la investigación, dirigidas a varias dependencias, direcciones, funcionarios y exfuncionarios del poder ejecutivo.

Es importante señalar que quienes sí declararon —mayormente servidores públicos de carrera— optaron por obedecer las órdenes del Congreso y no seguir la línea de la Casa Blanca.

En consecuencia, sin causa o excusa legítima, el presidente Trump le ordenó a las dependencias, direcciones y funcionarios del poder ejecutivo que no obedecieran dichas órdenes. Así, el presidente Trump interpuso los poderes de la presidencia ante las órdenes legítimas de la Cámara de Representantes y se atribuyó las facultades y los criterios necesarios para el ejercicio de "la facultad exclusiva de seguir procesos de destitución" que la Constitución otorga a la Cámara de Representantes.

El presidente Trump abusó de los poderes de su alta investidura a través de los medios siguientes:

1) Le ordenó a la Casa Blanca que desobedeciera una orden legítima al retener documentos que las Comisiones ordenaron presentar.

2) Les ordenó a otras dependencias y direcciones del poder ejecutivo que desobedecieran órdenes legítimas y retuvieran los documentos y expedientes solicitados por las Comisiones, en reacción a lo cual, el Departamento de Estado, la Dirección de Administración y Presupuesto, el Departamento de Energía y el Departamento de Defensa se negaron a entregar un solo documento o expediente.

Lo más increíble es que los únicos documentos que se incluyeron en la investigación fueron los mensajes de WhatsApp y los correos electrónicos que Kurt Volker, ex enviado especial a Ucrania, y Sondland le entregaron a la comisión.

Los funcionarios del Departamento de Estado y del Pentágono que declararon tuvieron que recurrir a sus propias notas y a sus recuerdos. A veces hablaron de otros correos electrónicos y comunicaciones, pero no se entregó ninguno de ellos luego de que se emitieran las órdenes de presentación.

3) Les instruyó a funcionarios y exfuncionarios del poder ejecutivo que no cooperaran con las comisiones, en reacción a lo cual, nueve funcionarios del ejecutivo desobedecieron las órdenes de presentación a declarar, específicamente John Michael Mick Mulvaney, Robert B. Blair, John A. Eisenberg, Michael Ellis, Preston Wells Griffith, Russell T. Vought, Michael Duffey, Brian McCormack y T. Ulrich Brechbuhl.

Estos actos concuerdan con los esfuerzos previos del presidente Trump por menoscabar las investigaciones del gobierno de Estados Unidos sobre la interferencia extranjera en las elecciones federales.

Pese a que los demócratas optaron por no incluir nada del informe de Mueller en estas bases para la destitución, esta es una referencia clara a los posibles elementos de obstrucción a la impartición de justicia que se detallen en el informe de Mueller .

A través de estos actos, el presidente Trump buscó arrogarse el derecho de determinar la pertinencia, el alcance y la naturaleza de la investigación sobre su propia conducta para el proceso de destitución, así como la prerrogativa unilateral de negar toda información a la Cámara de Representantes en ejercicio de "sus facultades exclusivas de seguir procesos de destitución".

Arrogar: Apropiarse indebida o exageradamente de cosas inmateriales, como facultades, derechos y honores . Es cierto que, según la lógica de Trump, ningún presidente podría estar sujeto a proceso de destitución.

En la historia de la república, ningún presidente había ordenado la desobediencia total de una investigación en un proceso de destitución o buscado obstruir e impedir tan completamente la capacidad de la Cámara de Representantes de investigar "delitos y faltas graves".

Pese a que ni Richard Nixon ni Bill Clinton impidieron toda cooperación, como lo ha hecho Trump, ninguno de ellos cooperó precisamente . Fue necesario que la Suprema Corte se pronunciara para que Nixon entregara las grabaciones del Despacho Oval y además se las entregó a un fiscal especial, no al Congreso.

Este abuso del cargo sirvió para encubrir la mala conducta reiterada del presidente y para tomar el control de las facultades sobre procesos de destitución, anulando así una salvaguardia constitucional vital, otorgada exclusivamente a la Cámara de Representantes.

Trump dice que se negó a cooperar con la investigación del proceso de destitución para proteger a futuros presidentes de investigaciones superfluas del Congreso. Sus actos tenían la ventaja adicional (para él) de que ocultaban cosas como documentos sobre el congelamiento de la asistencia a Ucrania.

Con todo esto, el presidente Trump ha actuado de una forma contraria a la confianza que se depositó en él como presidente y subvierte al gobierno constitucional para gran prejuicio de la causa de la ley y la justicia y para el menoscabo manifiesto del pueblo de Estados Unidos.

Este es un párrafo increíble. Están diciendo que Trump violó la confianza del pueblo, subvirtió la Constitución, daño el sistema jurídico estadounidense y afectó al pueblo estadounidense, justo lo contrario de lo que un presidente jura hacer cuando asume la presidencia.

Así, con dicha conducta, el presidente Trump ha demostrado que seguirá siendo una amenaza para la seguridad nacional y la Constitución si se le permite seguir en el cargo, y ha actuado en una manera terriblemente incompatible con el autodominio y el imperio de la ley. Así, el presidente Trump justifica su acusación y su enjuiciamiento, su destitución del cargo y su inhabilitación para ocupar cualquier cargo de honor, confianza o lucro en el gobierno de Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad