Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El COVID-19, el choque EU-China e Irán marcarán la Asamblea de la ONU

El organismo conmemora su 75 aniversario con una cumbre digital en la que se espera la participación de 170 líderes, incluidos Xi Jinping, Vladimir Putin y Donald Trump.
lun 21 septiembre 2020 05:00 AM
Naciones Unidas
La pandemia marcará tanto el formato de la Asamblea General como su contenido, pues se espera que sea el eje de los discursos de muchos de los líderes.

La ONU celebrará este lunes su 75º aniversario bajo la premisa de que "el multilateralismo no es una opción sino una necesidad", antes del inicio de una Asamblea General con discursos virtuales pregrabados de los líderes a raíz de la pandemia de coronavirus y la cuarentena impuesta por Nueva York a visitantes extranjeros.

El barrio Midtown East de Manhattan donde está situado el cuartel general de las Naciones Unidas no será este año acordonado ni vigilado por cientos de policías. No habrá caravanas oficiales sin fin, ni hormigueros de gente en el gran edificio onusiano. Apenas un diplomático de cada país, residente en Estados Unidos, podrá asistir a los discursos en la tribuna de la Asamblea General.

Publicidad

"Para ser eficaz, la diplomacia requiere contactos personales y lamento mucho no tener la oportunidad de reunir a los gobernantes de los países" este año, dijo el miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Pero habrá "varias cumbres virtuales" al margen de la Asamblea (sobre el clima el COVID-19, la biodiversidad, Libia y Líbano), agregó.

Guterres destacó que nunca antes tantos jefes de Estado y de Gobierno tomaron la palabra en la Asamblea, aunque esta vez es mediante discursos pregrabados. Serán entre "160 y 170" de los 193 miembros de la ONU, precisó.

El ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping, que en general no asisten a la cita anual de la diplomacia mundial y dejan hablar en su lugar a sus cancilleres, este martes pronunciarán discursos justo después del presidente brasileño Jair Bolsonaro —el primero de la Asamblea, como es tradición— y del estadounidense Donald Trump.

Sin embargo, no habrá un discurso del jefe de Estado norcoreano ni del de Siria.

Pero el miércoles sí hablará el presidente venezolano Nicolás Maduro, cuya legitimidad ya no es reconocida por muchos países.

Al día siguiente, el líder opositor y jefe del Parlamento venezolano Juan Guaidó participará en una videoconferencia en el Atlantic Council de Nueva York para debatir "cómo pueden Estados Unidos, Europa, el Grupo de Lima y aliados mundiales aumentar la coordinación para garantizar elecciones libres y justas en Venezuela".

Publicidad

Estas son las claves de la semana grande de la diplomacia internacional, que por primera vez se celebra de forma principalmente virtual por la pandemia del coronavirus:

El COVID-19

La pandemia marcará tanto el formato de la Asamblea General como su contenido, pues se espera que sea el eje de los discursos de muchos de los líderes, preocupados tanto por las consecuencias sanitarias como por las económicas y sociales de una de las mayores crisis que ha vivido el mundo en décadas.

Hasta ahora, la respuesta al coronavirus ha estado fuertemente fragmentada, con las autoridades nacionales al mando y sin demasiada coordinación a través de organismos como Naciones Unidas, que además ha visto cómo el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido ampliamente criticado.

Las discusiones sobre cómo se distribuirá una futura vacuna y las medidas de apoyo económico para los países más vulnerables serán los puntos clave de la discusión en la ONU, según fuentes diplomáticas.

Tras largas negociaciones, sobre todo con Estados Unidos, los líderes de los 193 países integrantes de la ONU ratificarán el lunes una declaración adoptada en julio llena de buenas intenciones, que aboga contra el unilateralismo.

Desde inicios del año, los países han actuado en general de manera individual contra la pandemia de COVID-19, decretando confinamientos y cierres de fronteras sin una concertación o cooperación real.

Publicidad

La fractura de Estados Unidos-China

Hace un año, el secretario general de la ONU, António Guterres, utilizó su discurso ante la Asamblea para alertar del riesgo de una “gran factura” que divida al mundo en dos sistemas, uno encabezado por Estados Unidos y otro por China.

Desde entonces, en lugar de apaciguarse, el conflicto entre las dos potencias no ha hecho más que crecer, con una continuación de la guerra comercial, sanciones mutuas y duros choques en torno a Hong Kong y la pandemia.

Las relaciones entre Washington y Beijing se encuentran en uno de sus momentos más tensos de las últimas décadas y, por primera vez, Donald Trump y Xi Jinping intervendrán ante la misma Asamblea General, tras las ausencias del presidente chino en los últimos años.

El acuerdo nuclear de Irán

Tras abandonar el acuerdo nuclear con Irán sellado en 2015, en los últimos meses Estados Unidos ha endurecido su acometida contra ese pacto, que la Unión Europea (UE), Rusia y China tratan de mantener con vida.

Irán ha ido gradualmente incumpliendo sus compromisos, entre ellos los límites al enriquecimiento de uranio, en respuesta a la ruptura por parte de Washington y la reimposición de las sanciones de Estados Unidos.

La última batalla se está librando precisamente en la ONU, donde Estados Unidos —tras fracasar en su intento de prorrogar el embargo de armas contra Irán— ha invocado una cláusula del acuerdo nuclear para pedir el restablecimiento de todas las sanciones internacionales levantadas con la aprobación del pacto.

Aunque el resto de potencias considera que ese movimiento no tiene validez pues Estados Unidos dejó el acuerdo nuclear, Washington considera que las sanciones volverán a estar en vigor este mismo sábado y se prepara para actuar contra quienes las incumplan.

Crisis climática

Pese al parón económico provocado por la pandemia, el calentamiento climático sigue acelerándose, según un informe reciente de Naciones Unidas, que quiere utilizar la Asamblea General para apremiar a los países a usar la recuperación de la pandemia con el fin de impulsar una economía “verde” y cumplir con las metas del Acuerdo de París.

Guterres tiene previsto convocar una cita específica sobre la crisis climática para dar un empujón a este proceso, a pesar de que la cumbre anual sobre el clima, prevista para finales de año en Glasgow, que se ha pospuesto por el coronavirus.

También se abordará la preocupante pérdida de biodiversidad que sufre el mundo , con alrededor de un millón de especies en peligro de extinción, durante una cumbre el 30 de septiembre.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad