Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lula en la COP27: “sin la Amazonía no hay seguridad climática”

El presidente electo de Brasil promete que la lucha contra el cambio climático tendrá “el más alto perfil” en su gobierno, un contraste con la administración de Jair Bolsonaro.
mié 16 noviembre 2022 02:48 PM
El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, habla acerca de la Amazonia durante la cumbre climática COP27 en Sharm el-Sheij, Egipto.
Lula insistió en su idea de realizar la COP30 de 2025 en el estado de Amazonas o en el de Pará, ambos en la región amazónica de Brasil.

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó este miércoles desde la COP27 de Egipto que no puede haber "seguridad climática en el mundo sin una Amazonía protegida”.

Tras el fuerte avance de la deforestación bajo el mandato de Jair Bolsonaro, el dirigente de izquierdas prometió en la cumbre anual del clima de la ONU que "el combate contra el cambio climático tendrá el más alto perfil en la estructura" de su próximo gobierno, a partir de su toma de posesión el 1 de enero.

Publicidad

El exsindicalista de izquierda anunció que como parte de su política climática creará un ministerio de Pueblos Originarios, pues dijo que es una medida de justicia, para que los indígenas "no sean tratados como bandidos" y sean socios y beneficiarios de una nueva política a la que contribuirán con sus propias propuestas.

Recibido con vítores y aplausos por centenares de personas a su llegada a la conferencia en Sharm el Sheij, Lula aseguró que librará una "lucha muy fuerte" contra la deforestación y que hablará "mucho" con los pueblos indígenas.

"Vamos a acabar con el proceso de degradación que están viviendo nuestros bosques tropicales", proclamó.

"Brasil está de vuelta", aseguró el líder izquierdista, de 77 años, rodeado de gobernadores de la cuenca amazónica. "Brasil no puede estar aislado como lo estuvo en los últimos cuatro años", martilleó.

No puede haber "seguridad climática en el mundo sin una Amazonía protegida", declaró luego en otro acto abarrotado de gente, entre ellos el propio presidente en ejercicio de la COP27, el canciller egipcio Sameh Shukri.

Brasil concentra el 60% de la Amazonía, uno de los mayores sumideros de CO2 del planeta, repartido entre nueve países y fundamental en la lucha contra el cambio climático.

Lula anunció que su "primera iniciativa" será reunir a esos países, en el marco del Tratado de Cooperación Amazónica, para que puedan hablar del "desarrollo integral de la región, con inclusión social y mucha responsabilidad climática”.

 

Para ello será necesaria también la colaboración financiera de la comunidad internacional, advirtió Lula, retomando una estrategia que desarrolló durante sus dos primeros mandatos (2003-2010).

La COP27 tiene como uno de sus principales temas de negociación la posibilidad de crear algún tipo de mecanismo financiero para enfrentar las pérdidas y daños causados por el cambio climático.

"Necesitamos con mucha urgencia mecanismos financieros (...), no podemos retrasar más ese debate", proclamó Lula en un discurso con guiños a Latinoamérica y África.

Un COP amazónica

Lula insistió en su idea de realizar la COP30 de 2025 en el estado de Amazonas o en el de Pará, ambos en la región amazónica de Brasil.

Brasil iba a realizar la cumbre anual de la ONU en 2019, hasta que el presidente derechista Jair Bolsonaro se negó a seguir adelante.

"Es importante que sea en la Amazonía. Es importante que las personas que defienden la Amazonía, las personas que defienden el clima, conozcan de cerca lo que es la región", dijo Lula, quien asumirá el cargo en enero.

La Cumbre de la Tierra de Brasil de 1992 en Río de Janeiro sentó las bases para todos los principales acuerdos ambientales internacionales desde la firma de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, cuyo objetivo es prevenir el calentamiento planetario extremo y fue la base de las reuniones de la COP.

 

La elección de Lula de hacer de la cumbre COP27 el foco de su primera visita internacional desde que fue elegido presidente el mes pasado ha ayudado a dinamizar las conversaciones de este año en la ciudad turística de Sharm el-Sheij, en el Mar Rojo.

"Es muy positivo que venga aquí como presidente electo porque el actual presidente nunca vino a las COP", dijo Carlos Nobre, científico climático de la Universidad de São Paulo.

Encuentros con otros líderes

Cuando aún faltan seis semanas para que asuma su cargo, Lula arrancó el martes su agenda diplomática en este balneario egipcio, con encuentros con el enviado especial para el clima estadounidense, John Kerry, y el negociador jefe chino, Xie Zhenhua, además de otras bilaterales.

"Me sentí alentado por la manera como habló, para enfrentar el problema de una vez por todas, para preservar la Amazonía", declaró Kerry al referirse a su encuentro con Lula.

"Trabajaremos de forma diligente para lograr ese objetivo junto a nuestros aliados, Noruega, Alemania y otros países que han estado profundamente comprometidos con eso durante mucho tiempo", añadió Kerry.

Noruega y Alemania anunciaron, tras la victoria de Lula, estar dispuestos a reanudar su apoyo financiero para preservar la selva virgen amazónica en Brasil, después de haberlo retirado en 2019, poco después de la llegada al poder de Bolsonaro.

Noruega es el mayor contribuyente de ese fondo y, según su ministerio de Medio Ambiente, hay actualmente 641 millones de dólares disponibles.

 

¿Qué pasó con la Amazonía durante el gobierno de Bolsonaro?

La deforestación promedio anual en la Amazonía aumentó un 75% con respecto a la década anterior durante el mandato de Jair Bolsonaro.

Solo en el lado brasileño, la deforestación alcanzó en el período 2020-2021 un máximo en 15 años a causa de la promoción de la minería y las actividades agropecuarias por parte del gobierno de Bolsonaro, de acuerdo con cifras oficiales.

Esa devastación representa casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero del país, según el Observatorio do Clima, una organización de la sociedad civil.

La diputada y líder indígena Sonia Guajajara, presente en el acto de Lula, urgió al presidente electo a "pensar con la gente las políticas sociales". Y lo emplazó a culminar en sus primeros meses de gobierno la demarcación de cinco territorios indígenas adicionales.

Lula celebrará otros dos actos públicos el jueves, mientras que la COP27, que termina oficialmente el viernes, entra en su recta final negociadora.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad