Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: La Navidad llegó demasiado pronto para Putin

El presidente ruso quiere socavar la confianza en las instituciones estadounidenses y dar a entender que ya abrió un abismo entre Trump y sus servicios de inteligencia, comenta Samantha Vinograd.

Nota del editor: Samantha Vinograd es analista de seguridad nacional de CNN; trabajó en el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos durante la presidencia de Barack Obama, de 2009 a 2013, y en el Departamento del Tesoro en la presidencia de Bush. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) - Cada semana, les doy una idea de la clase de análisis de información que podría pasar por el escritorio del presidente de Estados Unidos.

Con base en el Informe Diario del Presidente que el director de Inteligencia Nacional prepara para Trump casi todos los días, mi Informe Presidencial Semanal se centra en los temas y las cuestiones que Trump tiene que conocer para tomar decisiones informadas.

Publicidad

Este es el informe de esta semana:

Lee: A Trump no le apura acordar un nuevo TLCAN y apunta de nuevo contra Canadá

La Navidad llegó antes para Putin

Publicidad

Según nuestro análisis el presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera que la decisión de revocar la acreditación de seguridad del exdirector de la CIA, John Brennan, es una oportunidad de avanzar en su misión contra Estados Unidos. Putin está centrado en causar divisiones en Estados Unidos y, en general, las reacciones de los funcionarios electos a la cuestión de la acreditación de seguridad de Brennan se han apegado a la línea partidista. Los demócratas condenaron la maniobra, mientras que la mayoría de los republicanos respaldaron a Trump o callaron. Deberíamos asumir que el ejército digital de Rusia amplificará estas divisiones partidistas.

La maquinaria propagandística de Rusia gusta de destacar las críticas a los presuntos fracasos de Estados Unidos en cuanto a democracia y garantías individuales. Lo más probable es que Rusia amplifique la narrativa de que la decisión de Trump es un ataque atroz a la libre expresión y que las garantías individuales están bajo ataque en Estados Unidos. Esto ayuda a Putin a dar la impresión de que el orden liberal encabezado por Estados Unidos es débil y lo hace sentir más fuerte.

Putin también quiere socavar la confianza en las instituciones estadounidenses y es probable que quiera dar a entender que con la decisión se está abriendo un abismo entre Trump y los servicios de inteligencia. Lo más probable es que su equipo difunda el mensaje de que Trump tomó la decisión con base en su poder ejecutivo… que eslo que la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo en su comunicado de prensa inicial sobre la revocación de la acreditación de seguridad.

Publicidad

Lee: Trump entregará 12 mil mdd a agricultores de EU por disputa comercial

Los subalternos de Putin destacarán que Trump no consultó al director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, ni a la directora de la CIA, Gina Haspel, antes de tomar la decisión sobre la acreditación de seguridad de Brennan, lo que intensificará la idea de que Trump tomó la decisión sin consultar a los expertos. Además, sus troles podrían difundir el mensaje de que este es el indicio más reciente de que Trump tomó una decisión con implicaciones en la seguridad nacional sin sus asesores clave.

Otro de los beneficios para Putin es que son cada vez más los expertos en inteligencia, de ambos partidos, que critican la decisión de Trump, lo que profundiza más la noción de que el presidente estadounidense y los servicios de inteligencia están divididos.

Publicidad

Lo más probable es que Putin esté complacido con la entrevista de Trump con el Wall Street Journal, en la que relacionó la revocación de la acreditación de Brennan con su participación en la "cacería de brujas rusa arreglada". Es probable que Putin use esta declaración para hacer creer que Trump está agrediendo el libre funcionamiento del sistema democrático legal estadounidense tratando de callar a los funcionarios que trabajaron en el caso de la interferencia de Rusia en las elecciones. Jugará para ambos bandos y hará lo que pueda para que se arraigue la idea de que Trump tiene algo que ocultar.

OPINIÓN: El enfoque egocéntrico de Trump está deformando la presidencia de EU

Es probable que Putin también use el tuit de Trump sobre los errores que Brennan cometió cuando era director de la CIA para avivar las teorías de la conspiración sobre la agencia, como ocurrió con las conspiraciones sobre el "Estado profundo" en el FBI y su presunta politización. Esto le ayuda a socavar la confianza en nuestras instituciones democráticas.

Publicidad

China: juegos de guerra

Publicidad

Estamos enzarzados en varias guerras con China, a las que Trump hizo referencia en un tuit: "Todos los tontos que están tan concentrados en Rusia deberían empezar a ver en otra dirección: China". Esta semana, el país asiático implementará aranceles por 16 mil millones de dólares contra Estados Unidos, así que nuestra guerra comercial persiste.

Publicidad

El viceministro de Comercio de China, Wang Shouwen, estará en Washington esta semana. Aunque participará en negociaciones comerciales de relativamente bajo nivel, la realidad es que el presidente Xi Jinping está dispuesto a entablar nuevas negociaciones, lo que podría indicar que Xi está bajo presión para negociar y ponerle fin a la guerra comercial.

Lee: Trump sabía de la reunión con rusos en la Torre Trump, dice su exabogado

Sin embargo, lo más probable es que la guerra de palabras continúe, especialmente porque lo más probable es que Xi se haya dado por enterado de las declaraciones de Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional de Estados Unidos, quien enfatizó que Trump está "dispuesto a continuar esta batalla". Es muy probable que los comentarios de Kudlow sobre que la economía china y el yuan están "decayendo" se hayan tomado como amenazas contra China, a las que responderán de la misma forma.

Publicidad

El asesor de seguridad nacional, John Bolton, manifestó su preocupación por el posible hackeo de las elecciones estadounidenses por parte de China, lo que probablemente también suscitará una reacción de alguna clase de parte del gobierno chino. Las autoridades chinas saben que la interferencia de Rusia en las elecciones suscitó sanciones por parte de Estados Unidos, pero también causó divisiones internas en el equipo de Trump, así que lo más probable es que finjan estar indignados, pero no se preocuparán demasiado por las repercusiones.

Lo más probable es que los aranceles no sean el único ataque que China tiene planeado para nosotros. El Pentágono llegó a la conclusión de que las fuerzas armadas de China —cuyo presupuesto para defensa para el año pasado se estima en 190 mil millones de dólares— "probablemente está entrenando para ataques contra Estados Unidos y blancos aliados".

OPINIÓN: Trump sí es un racista aunque se nieguen a aceptarlo

Publicidad

El Pentágono también informó que China está intensificando sus esfuerzos para desarrollar sus capacidades nucleares, incluido el desarrollo de la capacidad de lanzar misiles nucleares desde el aire. Con esto tendría la triada completa (aire, tierra y mar) de sistemas de lanzamiento nuclear, señal de que se están preparando para igualarnos en el terreno, tanto el convencional como el no convencional.

Siria: la marcha atrás

Es probable que la decisión de Trump de retener 230 millones de dólares en ayuda para el desarrollo en Siria esté siendo bien recibida en Rusia e Irán, quienes la considerarán una señal de que se les está entregando más control, literal y figuradamente hablando. Como tuiteó que es hora de que otros "países nos ayuden", las partes involucradas (incluido el presidente de Siria, Bachar al Asad, ISIS y los miembros de nuestra coalición) probablemente creerán que Trump está anunciando la reducción de la asistencia estadounidense en Siria en preparación para la reducción de tropas, y ellos saben que este es uno de los objetivos del presidente a corto plazo.

Publicidad

Es probable que Irán y Rusia también crean que pueden aprovechar el tuit de Trump para demostrar que está dispuesto a reducir la asistencia y a usar la vida de los sirios como táctica de negociación para que otros países aporten más, militar y económicamente, al mejoramiento de la situación en Siria.

Lee: El concejo municipal de Hollywood pide quitar la estrella de Donald Trump

Publicidad

Luego de que Trump decidió reducir la asistencia estadounidense, Putin hizo un llamado a brindar más ayuda humanitaria a Siria. Putin no es un humanitario: ha respaldado a "Asad el animal" y sus graves abusos a los derechos humanos, pero quiere colocarse como el centro de poder de la Siria de la posguerra en todos los frentes porque le da más control a él y le resta control a Trump.

Lo más probable es que Siria sea uno de los puntos más importantes de las reuniones de Bolton con los israelíes y con los rusos en los próximos días. Llegamos a la conclusión de que Israel se centrará en nuestros esfuerzos por contrarrestar a Irán en Siria, mientras que los rusos le insistirán a Bolton que lo sensato es que Estados Unidos dé marcha atrás en Siria porque quieren reducir nuestra presencia en ese país.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad